Ruby 1.8.7 gcc 4.7

Hay un error en los binarios de ruby compilados con gcc 4.7.
Para instalar ruby 1.8.7 con rbenv, el truco es:

export RUBY_CFLAGS="-O2 -fno-tree-dce -fno-optimize-sibling-calls"
rbenv install 1.8.7-p358

Referencia:

https://bugs.ruby-lang.org/issues/6383#note-1

http://stackoverflow.com/questions/10820323/install-bundler-using-rvm-ruby-1-8-7-with-gcc-4-7-on-linux

Deja un comentario

Imagen ISO a USB stick

Como root


cp archivo.iso  /dev/sdX
sync

X es la letra de la unidad, usar dmesg para saber que unidad se asignó. La unidad debe estar desmontada. Nótese que no es la partición.

Deja un comentario

CFDI y los ampersands (&)

Tengo un cliente para el que que implementamos la generación de CFDIs. El programa que hicimos genera el XML, y lo enviamos a timbrar con el PAC (Edicom). Todo iba bien, hasta que apareció un receptor que tiene un ampersand en el nombre y en el RFC. Por ejemplo:

Rfc: X&Y081118ICA
Nombre: Xenon & Young Consulting

Según la especificación del SAT, hay que remplazar el ‘&’ por la secuencia de escape ‘&’ así en el xml, debería quedar:


<cfdi:Receptor rfc="X&amp;Y081118ICA" nombre="Xenon &amp; Young Consulting">

Con eso, en teoría debería estar bien formado el xml. Pero, al intentar el timbrado, el PAC indicaba que el RFC: “X&amp;Y081118ICA” estaba erróneo.

Además de lo anterior, al generar la cadena original utilizando el xslt del propio SAT, volvia a cambiar el & por la secuencia de escape y duplicaba el dichoso &. La sección de la cadena original queda mas o menos así:


|X&amp;Y081118ICA|Xenon &amp;amp; Young Consulting|

Primer intento de solución

Lo primero que intenté fué quitar la secuencia de escape en el xml.

El xml quedaba así.


<cfdi:Receptor rfc="X&Y081118ICA" nombre="Xenon & Young Consulting">

Y la cadena original así:


|X&amp;Y081118ICA|Xenon &amp; Young Consulting|

No sirvió. Ahora el proveedor dice que el sello digital era incorrecto.

Segundo intento

Quité también la secuencia de escape de la cadena original, ahora quedó asi:


|X&Y081118ICA|Xenon & Young Consulting|

Y entonces funcionó.

Moraleja

En lo que a los ampersands se refiere, no hay que usar secuencias de escape como indica el Anexo 20. Hay que tratarlos como un caracter mas.

Aún no me he encontrado con apóstrofes y comillas. Seguramente, en algún momento aparecerá ese problema.

6 comentarios

Formato de números en Ubuntu 12.04 y 13.04

En ubuntu 12.04 los números se están formateando al estilo de España, no al estilo de México, es decir, el separador de miles es el punto y el separador de decimales la coma.

La prueba se puede hacer con:

locale -k LC_NUMERIC

He encontrado dos soluciones. La primera es ejecutar:

sudo update-locale LC_NUMERIC=es_US.UTF-8

Lo que agregará la línea LC_NUMERIC=es_US.UTF-8 al archivo /etc/default/locale.

La segunda solución consiste en modificar, como super usuario, el archivo: /usr/share/i18n/locales/es_MX en donde dice (mas o menos por la línea 80):

LC_NUMERIC
copy "es_ES"
END LC_NUMERIC

poner

LC_NUMERIC
copy "es_US"
END LC_NUMERIC

luego ejecutar:

sudo dpkg-reconfigure locales

El bug en launchpad: https://bugs.launchpad.net/ubuntu/+source/langpack-locales/+bug/997248

1 Comentario

Tipografías TrueType en LaTeX y Ubuntu

Investigando como poder usar fuentes TrueType en un documento de LaTeX, encontré que la
solución mas simple era usar XeTeX, que se encarga de procesar tipografías Open Type,
True Type. En realidad, trabaja con cualquier tipografía disponible en el sistema.

Para mi instalación de LaTeX, uso los siguientes paquetes:

sudo aptitude install texlive-latex-base texlive-latex-base-doc texlive-latex-extra texlive-latex-recommended latex-beamer texlive-fonts-recommended texlive-xetex lmodern texlive-font-utils

Las fuentes TrueType se pueden instalar, copiándolas a /usr/share/fonts/truetype/,
yo preferí colocarlas en el directorio /usr/share/fonts/truetype/extras
Una vez copiados los archivos, hay que actualizar el caché

sudo fc-cache -fv

Para usar las tipografías true type solamente es necesario incluir
en el preámbulo del documento (suponiendo que se desea usar la tipografía Ubuntu):


\usepackage{fontspec}
\defaultfontfeatures{Mapping=tex-text}
\usepackage{xunicode}
\usepackage{xltxtra}
\setmainfont{Ubuntu}

Y generar el pdf con xelatex

xelatex archivo.tex

Todo sobre XeTeX en http://tug.org/xetex/

Deja un comentario

Comandos básicos para llaves y certificados SAT

Comandos básicos para llaves y certificados que usa el SAT.

Para desencriptar las llaves (.key) y almacenar en formato PEM:

openssl pkcs8 -inform DER -in archivo.key -passin pass:mipass > archivo.pem

Para verificar si el par de llave y certificado corresponden, revisar que tengan el mismo módulo

openssl rsa -noout -modulus -in archivo.pem
openssl x509 -inform DER -noout -modulus -in archivo.cer

Deja un comentario

Sopa de Piedra

Hace unos meses, como a principios de año, en el programa de El Explicador, cuando todavía pasaba en la radio, Enrique Ganem hizo referencia al relato, mas o menos conocido, de la Sopa de piedra. Inevitablemente, viaje hacia el pasado, igualito que Anton Ego cuando probó el ratatouille en la película.

Me transporte al año de 1989, sentado en una banquita de la iglesia, en una de las primeras reuniones del grupo de jóvenes, serían com las cinco y media una tarde soleada de algún sábado de febrero o marzo. Recuerdo que el Padre Gabriel iba leyendo y traduciendo al vuelo la historia de la sopa de piedra de un texto escrito en inglés. Recuerdo que el relato, lejos de la moraleja, narraba en un tono mas bien jocoso, como una persona, sin nada, fue convenciendo a las demás personas que aportaran ingredientes para la sopa de la que al final todos comieron incluso el que no había puesto nada mas que la piedra. Las reuniones del grupo de jóvenes (y yo era joven en aquella época), eran bastante simples. El Padre elegía una historia, cuento o, a veces, un texto de La Biblia; luego leía, contaba y le daba mas o menos algún sentido a la lectura. Después hacía dos equipos, nos daba tres preguntas que servian de base para discutir en equipo. Pasados unos minutos de discusión nos volvíamos a reunir y comentabamos sobre el texto, las preguntas y lo que habíamos discutido en el equipo, acábamos conclusiones, oración final y fin de la reunión (y comienzo de la reunión extraoficial).

Eran unas reuniones muy sencillas, sin embargo, a mi me presentaron una Iglesia completamente diferente a la idea de Iglesia que yo tenía. La religión dejo de ser algo lejano e incomprensible para convertirse en reflexiones e ideas que servían para el dia a dia. Además de que conocí a otro tipo de personas con inquietudes y formas de ser diferentes a las que hasta entonces había conocido. Para mi, se abrió un mundo nuevo que me acabó por marcarme la vida.

Recordar aquella reunión del grupo de jóvenes, que para entonces todavía no era bautizado como La Pandilla Feliz venía muy a cuento porque el Padre Gabriel ha estado muy enfermo ultimamente. Al momento de escuchar la referencia al cuento de la sopa de piedra en el podcast y conectarlo con el recuerdo de antaño, me di cuenta de que aquella tarde, el cuento estaba siendo contado por un hacedor de sopas de piedra.

Cuentan (ahí si yo no estuve) que mandaron al Padre Gabriel a formar una Iglesia en la colonia, busco terrenos consiguió donativos, convocó a la gente y todo lo demás, empezando de cero. Las primeras veces que mi mamá me obligó a ir a misa recuerdo que oficiaba abajo de un tejabán de láminas de cartón en un terreno baldío en el que después se construiría el templo. Con paciencia, buen humor y mucho colmillo fue integrando cada vez mas gente, formó la Iglesia.

En las misas del Padre Gabriel, me di cuenta que había un espacio entre los rezos, mas o menos a la mitad, en el que explicaba lo que leían y que, lo que el comentaba, se podía utilizar en la vida diaría. Claro que por aquella época no entendía ni maiz de la liturgia y por supuesto que no sabía que se llamaba homilía. El Padre Gabriel me mostró que los sacerdotes eran humanos y no algo lejano a lo que había que tenerle miedo. Cuando convivíamos con él siempre bromeaba, se le veía felíz. Muchos años después me di cuenta que no era casualidad. El día que bautizó a mi hijo, lo llevábamos de regreso a su casa. De pronto nos preguntó a boca de jarro:

— ¿Ya vieron esa película, “El Crimen del Padre Amaro”?

Me sacó de onda. Un cura preguntandonos si habíamos visto una película que causó tanto revuelo en la iglesia. Todavía confundido por la pregunta le dije que si. Y el nos dijo, palabras mas, palabras menos:

— Es un churrito, no merece tanto escándalo… Lo que pasa es que la gente no se da cuenta que hay varios curas en la película, no se dan cuenta que también hay uno que si vela por su gente y está con ellos. Hay de todo.

A principios de este año, el Padre ofició una misa para celebrar un aniversario de que había sido ordenado, se hizo una tremendísima fila para saludarlo después de la misa. Y no era para menos. Había estado muy enfermo y esa misa era una especie de reincorporación a sus actividades. Esperé casi hasta el final. Cuando me vió me dijo, con su habitual acento pueblerino: —Este muchachito ya envarneció, ya quisiera yo estar como él—
y si, yo he subido de peso y a él su lucha contra el cáncer lo había desgastado muchísimo.

La semana pasada me enteré que volvió a estar internado y que ahora está en su natal Tejupilco. Ojalá que se recupere y gane la guerra. Esos hacedores de sopas de piedra hacen mucha falta.

Deja un comentario

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 32 seguidores